ENVÍOS EN 24-48 HORAS, GRATIS A PARTIR DE 59 €  |  PARA CUALQUIER DUDA: 972 425 330 | 722 335 988 ¡Nuevo!

STADAPHARM IBUPROFENO 400MG CAPSULAS BLANDAS

-10%
Stada
STADAPHARM IBUPROFENO 400MG CAPSULAS BLANDAS
4,29 €
3,86 €
Formato
Cantidad:


Stadapharm Ibuprofeno 400MG del laboratorio Stada es un medicamento utilizado para aliviar el dolor moderado y la fiebre. Indicado para adultos y niños mayores de 12 años.


phone iconTeléfono de atención: 972 425 330 | phone icon722 335 988

email iconCorreo de atención: info@farmainstant.com

shipment iconEnvío gratis en la península a partir de 59€

refund iconAceptamos devoluciones. Ver condiciones

Este producto es un medicamento. Únicamente las farmacias online autorizadas por la Agencia Española del Medicamento tienen autorización para vender este tipo de productos.

Puede verificar nuestra licencia haciendo click la imágen.

El ibuprofeno, principio activo de este medicamento actúa reduciendo el dolor y la fiebre.

Ibuprofeno Stadapharm ayuda en el alivio sintomático de los dolores ocasionales leves a moderados, como dolores de cabeza, dentales, menstruales, musculares (contracturas) o de espalda (lumbago), así como en estados febriles.

Indicado para adultos y adolescentes mayores de 12 años o con un peso superior a 40 kg.

Contiene 20 comprimidos

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTE MEDICAMENTO

Descargue el prospecto

Descargue la ficha técnica

728476

Seguir exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en este prospecto o las indicadas por su médico

Este producto es solo de uso a corto plazo. Debe tomar la dosis más baja durante el menor tiempo necesario para aliviar sus síntomas.

  • ADULTOS:  1 capsula cada 6-8 horas si fuera necesario. No tomar más de 3 capsulas al día (24 horas). 
  • NIÑOS: No utilizar en menores de 12 años o si pesan menos de 40kg de peso. 
  • MAYORES DE 65 AÑOS, PASCIENTES CON INSUFICIENCIA RENAL, HEPATICA O CARDÍACA: La posología debe ser establecida por el médico, ya que cabe la posibilidad de que se necesite una reducción de la dosis habitual.

Consulte a su medico si la fiebre empeora o no mejora después de 3 días y el dolor más de 5 días (3 días en adolescentes).  

En caso de olvidar una dosis no tamar una dosis doble para compensar. Si olvida tomar su dosis correspondiente, tómela tan pronto como se acuerde. Sin embargo, si la hora de la siguiente toma está muy próxima, salte la dosis que olvidó y tome la dosis siguiente en su hora habitual.

Puede tomarlo solo o con los alimentos. En general se recomienda tomarlo antes de las comidas o con leche para reducir así la posibilidad de que se produzcan molestias en el estómago.

Tragar el comprimido entero, sin masticar, partir, machacar o chupar para evitar molestias en la boca e irritación de garganta. 

El consumo de alcohol durante el tratamiento puede aumentar el riesgo de reacciones adversas gastrointestinales

ADVERTENCIAS Y CONSEJOS

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento.

Antes de utilizar este medicamento consulte a su medico:

- Si tiene edemas (retención de líquidos).

- Si padece o ha padecido algún trastorno del corazón o tiene tensión arterial alta.

- Si padece asma o cualquier otro trastorno respiratorio.

- Si está recibiendo tratamiento con ibuprofeno ya que puede enmascarar la fiebre, que es un signo importante de infección, dificultando su diagnóstico.

- Si padece una enfermedad de los riñones o del hígado, tiene más de 60 años o necesita tomar el medicamento de forma prolongada (más de1 a 2 semanas), es posible que su médico deba efectuar controles de forma regular. Su médico le indicará la frecuencia de estos controles.

- Si presenta síntomas de deshidratación, p.ej. diarrea grave o vómitos tome abundante líquido y contacte inmediatamente con su médico, ya que el ibuprofeno en este caso concreto podría provocar como consecuencia de la deshidratación una insuficiencia renal.

- Si ha tenido o desarrolla una úlcera, hemorragia o perforación en el estómago o en el duodeno, pudiéndose manifestar por un dolor abdominal intenso o persistente y/o por heces de color negro, o incluso sin síntomas previos de alerta. Este riesgo es mayor cuando se utilizan dosis altas y tratamientos prolongados, en pacientes con antecedentes de úlcera péptica y en los pacientes de edad avanzada. En estos casos su médico considerará la posibilidad de asociar un medicamento protector de estómago.

- Si toma simultáneamente medicamentos que alteran la coagulación de la sangre como anticoagulantes orales, antiagregantes plaquetarios del tipo del ácido acetilsalicílico. También debe comentarle la utilización de otros medicamentos que podrían aumentar el riesgo de dichas hemorragias como los corticoides y los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

- Si padece la enfermedad de Crohn (enfermedad crónica en la que el sistema inmune ataca el intestino provocando inflamación que produce generalmente diarrea con sangre) o una colitis ulcerosa pues los medicamentos del tipo ibuprofeno pueden empeorar estas patologías.

- Si está en tratamiento con diuréticos (medicamentos para orinar) porque su médico debe vigilar el funcionamiento de su riñón.

- Si padece lupus eritematoso sistémico (enfermedad crónica que afecta al sistema inmunitario y que puede afectar distintos órganos vitales, al sistema nervioso, los vasos sanguíneos, la piel y las articulaciones) ya que puede producirse meningitis aséptica (inflamación de las meninges que son las membranas que protegen el cerebro y la medula espinal, no causada por bacterias).

- Si padece porfiria intermitente aguda (enfermedad metabólica que afecta a su sangre y que puede provocar síntomas como coloración rojiza de la orina, sangre en orina o enfermedad en el hígado), para que valore la conveniencia o no del tratamiento con ibuprofeno.

- Si sufre dolores de cabeza tras un tratamiento prolongado no debe tomar dosis más elevadas del medicamento.

- Es posible que se produzcan reacciones alérgicas con este medicamento.

- El médico efectuará un control más estricto si recibe ibuprofeno tras ser sometido a cirugía mayor.

- Es aconsejable no tomar este medicamento si tiene varicela.

CONTRAINDICACIONES

- Si es alérgico alguno de los componentes del medicamento. Las reacciones que indican la alergia podrían ser: erupción cutánea con picor, hinchazón de la cara, labios o lengua, secreción nasal, dificultad respiratoria o asma.

- Si padece una enfermedad grave del hígado o los riñones.

- Si ha tenido una úlcera o hemorragia de estómago o de duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo.

- Si vomita sangre.

- Si presenta heces negras o una diarrea con sangre.

- Si padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea, o está tomando anticoagulantes (medicamentos utilizados para “fluidificar” la sangre). Si es necesario utilizar a la vez medicamentos anticoagulantes, el médico realizará unas pruebas para la coagulación sanguínea.

- Si padece una insuficiencia cardiaca grave.

EMBARAZO, LACTANCIA Y FERTILIDAD

Si se queda embarazada o está en periodo de lactancia, consulte a su médico.

No se debe tomar ibuprofeno durante el embarazo, especialmente durante el tercer trimestre

Aunque sólo pasan pequeñas cantidades del medicamento a la leche materna, se recomienda no tomar ibuprofeno por períodos prolongados durante la lactancia.

CONDUCCIÓN Y USO DE MAQUINAS

Si experimenta mareo, vértigo, alteraciones de la visión u otros síntomas mientras esté tomando este medicamento, no debe conducir ni utilizar maquinaria peligrosa. Si solamente toma una dosis de ibuprofeno o durante un periodo corto, no es necesario que adopte precauciones especiales

REACCIONES ADVERSAS

Frecuentes (1 de cada 100 pacientes): dolor de cabeza y mareos o sensación de inestabilidad. Molestias digestivas como ardor de estómago (dispepsia), diarrea, náuseas, vómitos, dolor abdominal, flatulencia, estreñimiento, heces sanguinolentas (melena), vómitos con sangre (hematemesis), hemorragia gastrointestinal. Erupción en la piel. Fatiga

Poco frecuentes (1 de cada 1000 pacientes): inflamación de la mucosa nasal. Edema pasajero en áreas de la piel, mucosas o a veces en vísceras (angioedema), broncoespasmo. Insomnio, ansiedad, inquietud. Parestesia, somnolencia o adormecimiento. Alteraciones de la visión. Zumbidos o pitidos en los oídos, vértigo, dificultad auditiva. Gastritis, úlcera duodenal, úlcera gástrica ,inflamación de la mucosa bucal con formación de úlceras, perforación gastrointestinal. Enrojecimiento de la piel, picor o hinchazón de la piel, púrpura. Nefritis intersticial, síndrome nefrótico e insuficiencia renal

Raros 1 y 10 de cada 10.000 pacientes): disminución de plaquetas, disminución de los glóbulos blancos, disminución de los glóbulos rojos, disminución de granulocitos, pancitopenia, agranulocitosis, anemia aplásica o anemia hemolítica. Reacciones alérgicas graves (shock anafiláctico). Desorientación o confusión, nerviosismo, irritabilidad, depresión, reacción psicótica. Inflamación del nervio óptico (neuritis óptica). Degeneración de la retina. Lesiones hepáticas, hepatitis, anomalías de la función hepática e ictericia.

Muy raros (menos de 1 de cada 10.000 pacientes): meningitis aséptica. Se ha descrito exacerbación de las inflamaciones relacionadas con infecciones coincidiendo con el uso de AINEs. Prolongación del tiempo de sangrado. Dolor en las articulaciones y fiebre (lupus eritematoso). Fallo cardiaco, infarto de miocardio e hipertensión. Pancreatitis. Reacciones ampollosas muy graves como el síndrome de Stevens Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica, caída del cabello, eritema multiforme, reacciones en la piel por influencia de la luz, inflamación de los vasos sanguíneos de la piel. Excepcionalmente pueden darse infecciones cutáneas graves y complicaciones en el tejido blando durante la varicela.

Frecuencia desconocida (no se puede estimar a partir de los datos disponibles): Colitis y enfermedad de Crohn . Insuficiencia hepática