ENVÍOS EN 24-48 HORAS GRATIS A PARTIR DE 59 € | PARA CUALQUIER DUDA 972 425 330 | 676 60 23 95
IMPORTANTE: SEGUIMOS OPERANDO Y ENTREGANDO TUS PEDIDOS CON NORMALIDAD

ESTERILIZADOR MICROONDAS SUAVINEX

Suavinex
ESTERILIZADOR MICROONDAS SUAVINEX
26,30 €
Cantidad:


El esterilizador para microondas esteriliza biberones, chupetes y accesorios en 4 minutos. De una sola vez puedes esterilizar hasta 5 biberones de distinto tamaño, con las tetinas correspondientes, accesorios y varios chupetes.

El esterilizador para microondas es cómodo y fácil de usar!


phone iconTeléfono de atención: 972 425 330 | phone icon676 60 23 95

email iconCorreo de atención: info@farmainstant.com

shipment iconEnvío gratis en la península a partir de 59€

refund iconAceptamos devoluciones. Ver condiciones

El esterilizador para microondas esteriliza biberones, chupetes y accesorios en 4 minutos. De una sola vez puedes esterilizar hasta 5 biberones de distinto tamaño, con las tetinas correspondientes, accesorios y varios chupetes.

El esterilizador para microondas es cómodo y fácil de usar!

El esterilizador Suavinex se compone de:

- Tapa: con un tirador central que permite abrirlo de manera cómoda y segura. 

- Recipiente: tiene una capacidad para hasta 5 biberones de diferentes tamaños, sus tetinas, varios chupetes y accesorios. Está diseñado con unas rendijas uqe permiten el paso del vapor de agua des de la base hasta el interior del recipiente. El soporte para biberones, dado su especial diseño, garantizan que todo se esterilice perfectamente, tanto por dentro como por fuera.

- Base: es donde se coloca el agua, tiene una capacidad para 200 ml de agua.

- Pinzas: sirven para manipular directamente los biberones, tetinas y accesorios una vez esterilizados.

Es recomendable utilizar el esterilizador durante el primer año de visa del bebé. 

 

Ref: 370981
Marca: Suavinex

370981

- El proceso de limpieza debe constituir un hábito, una rutina diaria que debe realizarse siempre de la misma manera, de forma que independientemente de la persona que se encargue de ello, el resultado sea óptimo y garantice la asepsia del material.
- La rutina debe comenzar cuando termina una toma y consiste en lavar con agua caliente todos los elementos utilizados: "Después de cada toma, hay que lavar el biberón con abundante agua caliente, jabón y una escobilla"
- Cuando se acumulan una serie de elementos usados y lavados (el número depende del tipo de técnica elegida), se procede a su esterilización.

- La limpieza de la vajilla infantil constituye un apartado sanitario fundamental, porque el organismo del lactante tiene una débil capacidad antigénica, de forma que una infección, como una gastroenteritis, puede tener consecuencias muy graves.
- Por este motivo, es fundamental que todo el material que va a estar en contacto con el neonato, se encuentre en unas condiciones higiénicas óptimas.

- Antes de preparar el biberón, debemos lavarnos bien las manos y esterilizar (eliminar los microorganismos patógenos) todos los utensilios, mediante el uso correcto y rutinario de esterilizadores.
- Hay que tener presente, que el término "limpieza" de la vajilla infantil no implica el mismo significado para todas las personas, por tanto, es conveniente realizar una serie de recomendaciones con el fin de alcanzar una determinada rutina. 
- Mientras el bebé es alimentado mediante lactancia artificial, la vigilancia de la Higiene se reduce a los pocos artículos que pueda llegar a meterse en la boca, que son los dedos y el chupete, pero el paso a la lactancia artificial, sobre todo si es anterior a los 4 meses, implica, no sólo que se pierde el aporte de las defensas inmunitarias que contiene la leche de la madre, sino, y sobre todo, que se incorpora un factor de riesgo; cualquier resto de leche caliente se convierte en un medio de cultivo bacteriano.
- El proceso de limpieza debe constituir un hábito, una rutina diaria que debe realizarse siempre de la misma manera, de forma que independientemente de la persona que se encargue de ello, el resultado sea óptimo y garantice la asepsia del material.
- La rutina debe comenzar cuando termina una toma y consiste en lavar con agua caliente todos los elementos utilizados: "Después de cada toma, hay que lavar el biberón con abundante agua caliente, jabón y una escobilla"
- Cuando se acumulan una serie de elementos usados y lavados (el número depende del tipo de técnica elegida), se procede a su esterilización.